Acalasia del esófago: síntomas y formas de tratamiento

La acalasia del esófago es una enfermedad queimplica la interrupción de la operación normal del tejido muscular. Por lo tanto, en la parte inferior del músculo, los músculos están en tensión constante. La incapacidad para relajarse crea obstáculos significativos a la permeabilidad de los alimentos en el estómago.

En relación con esto, el tiempo para que los productos ingresenEl estómago se aprieta desde el par de segundos a varias horas. En este caso, la inacción conduce a una expansión significativa del esófago a tal punto que podrá mantener el volumen de alimentos en un litro, o incluso más. Naturalmente, un estancamiento tan prolongado conduce a la formación de un entorno favorable para el desarrollo de microbios e infecciones. La acalasia del esófago puede eventualmente terminar con un desenlace fatal, es decir, la muerte del paciente.

En la actualidad, los especialistas no han identificado la exactacausas de esta enfermedad Pero se sabe que puede provocar una sensibilidad demasiado baja de las terminaciones nerviosas o del tejido muscular del esófago. Muy a menudo, hay casos de manifestaciones de la enfermedad en personas que pertenecen a la categoría de edad de 20 a 40 años. Y la duración de la misma se prolonga durante años, y la ocurrencia no se debe a síntomas pronunciados.

Acalasia del esófago: síntomas

Como regla, un sueño inquieto molesta a una persona,porque durante la noche puede despertar de un ataque de tos o sofocación severa. A menudo, después de una comida, el paciente regurgita, mientras que la masa regurgitada tiene una estructura espumosa de tono blanco. En casi la mitad de los casos, se nota dolor agudo en el pecho o acidez estomacal. Cuando ocurre una enfermedad, el paciente tiene dificultad para tragar alimentos sólidos. Con el desarrollo de la enfermedad, se vuelve difícil comer incluso alimentos líquidos.

El acceso intempestivo a un especialista puedeprovocan la aspiración de masas de alimentos hacia los pulmones, y esto, a su vez, amenaza el desarrollo de la neumonía. En casos raros, puede observar una manifestación sintomática, como una fuerte pérdida de peso corporal.

Acalasia del esófago: tratamiento

Primero, al paciente se le receta una dieta estricta,El uso de esos productos que producen un daño mínimo a los tejidos del esófago. Por supuesto, debe eliminar por completo el uso de bebidas alcohólicas, ya que crean una atmósfera favorable para la progresión de la formación de cicatrices en sus paredes. En segundo lugar, el experto realiza un examen completo del esófago y saca conclusiones sobre la conveniencia de prescribir un tratamiento particular.

Se permite el uso de drogas,Capaz de suavizar y calmar el tejido muscular. La monoterapia también es bienvenida, es decir, la designación de un medicamento en particular, pero en casos separados y más complejos, se permite un enfoque combinado. Los nitratos difieren en el rendimiento, pero, desafortunadamente, se caracterizan por una serie de efectos secundarios, entre los cuales, por ejemplo, el dolor de cabeza agudo y prolongado. No todos los pacientes pueden soportar inconvenientes significativos, lo que puede obligar al médico a buscar opciones de tratamiento alternativas.

Como medida efectiva emitimosmetodo quirurgico El especialista hace varias incisiones menores en la parte inferior del esófago para ayudar a relajar el tejido muscular. Dicha operación se lleva a cabo rápidamente y se caracteriza por la simplicidad del procedimiento. No se observaron efectos negativos de su implementación, aunque en casos raros, los pacientes sufrían de acidez estomacal.

Mucho menos que los adultos tienen acalasia.esófago en niños. En general, la enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, nadie es inmune a tal enfermedad. Según las estadísticas, los niños están en mayor riesgo después de 5 años. La sintomatología es leve, por lo que el médico no puede hacer un diagnóstico claramente, por lo tanto, el tratamiento ya se realiza en la etapa de desarrollo activo de la enfermedad.

La acalasia del esófago se puede curar en poco tiempo y, por lo tanto, salvar a una persona del malestar y el dolor, lo principal es no retrasar la visita al médico.